Areas, Latin America, Stories

UN DÍA PARA RECORDAR

The Gonzales-Valdivia family receiving the keys to their new home.

La familia González-Valdivia recibiendo las llaves de su casa nueva.

Si les dijera que 25 voluntarios se dirigían a Tijuana, México para construir una casa en menos de 8 horas con muy poca o sin experiencia alguna en el ámbito de la construcción, ¿qué dirían?

 

O que estoy loco o que es un grupo muy especial de personas, ¿verdad? Bueno, sí había un par de trabajadores experimentados para supervisar el proyecto, pero estos Distribuidores USANA y  los voluntarios participantes con nuestros socios en los Equipos Internacionales de Alivio (IRT, por sus siglas en inglés) realizaron la tarea con excelentes resultados. Se lograba ver un color azul brillante que presentaba un contraste definitivo contra la dura realidad del ambiente alrededor.

Es maravilloso ver a tanta gente preocupada por los demás. Me siento bendecido de ser parte de la familia USANA y de tener la oportunidad de ayudar a personas tan necesitadas.

–Raul Izasmendi Lara

 

Este sentimiento fue compartido por otros 5 Distribuidores de USANA: Nydia Beltrán, Tessy Monsiváis, Mara Valdéz y Sheila Alcantar, todos de México.

mx assoc1

mx assoc2

mx assoc3

 

 

 

 

 

 

Todo empezó en un viaje por autobús muy temprano en la mañana para cruzar la frontera, donde nos reunimos con John Zawis, nuestro asombroso jefe de construcción del proyecto. De inmediato dividió a los 25 voluntarios en grupos de pintores y  enmarcadores y el trabajo arrancó de inmediato.

 

Durante las siguientes 8 horas, lo único que se podía escuchar era el golpeteo de los martillos y el lloriqueo de las sierras. Pero eso era lo único que lloraba. Cada una de las personas se sentía tan entusiasmada que nunca aflojaron el ritmo. El sudor chorreaba de su frente, su cara estaba manchada de pintura y el viento soplaba polvo sin cesar en sus ojos. Nada era un problema.

 

Estos voluntarios estaban ayudando a José Luis González-Valdivia, a su bella esposa y 3 hijos para que pudieran salirse de la casa tan rudimentaria que habían habitado este último año y mudarse a una estructura segura que orgullosamente pudieran llamar su hogar. Ésa era la motivación que necesitaban para mantener su ánimo y seguir trabajando.

 

Nativos de Guadalajara, esta familia se mudó a Tijuana hace aproximadamente 5 años en busca de una mejor vida. Construyeron su casa anterior ellos mismos de desechos y lonas. José Luis es un vendedor que viaja constantemente y gana aproximadamente 1200 pesos ($75 dólares) a la semana. La mamá, Yoana,  es ama de casa y cuida a sus 3 hijos. Son tan trabajadores y están tan comprometidos con su comunidad,  que sus vecinos los presentaron como candidatos para que recibieran el regalo de una casa nueva.

 

Fue un día sumamente emocionante. Casi nadie pudo contener las lágrimas cuando Rich Yousko, miembro del consejo de IRT, entregó las llaves de una estructura construida no sólo con madera, clavos, tornillos y pintura, sino básicamente con amor.

 

Yo lo sentí, los voluntarios lo sintieron, y fue muy claro que la familia González-Valdivia también lo sintió. Siempre recordaremos este día cuando cambió su vida y se renovó la esperanza.

 

Me siento muy agradecida por tener un hogar que nos protegerá del frío y del calor y conservará nuestros alimentos limpios y sin polvo. Estoy tan contenta de tener una casa tan bonita para mis hijos.

–Yoana González-Valdivia

Como director de comunicaciones de la Fundación Salud Verdadera USANA, mi trabajo consiste en documentar estas historias de impacto tan sorprendentes en fotos y videos para que todos ustedes las puedan ver. Créanme cuando digo que algo muy especial se dio ese día y que tendremos un gran video que pronto les mostraremos. Sígannos en Facebook para poderlo ver.

 

Quisiéramos agradecer a todos nuestros voluntarios y donadores que coinvirtieron esta labor aparentemente imposible en una realidad. No se habría logrado sin ustedes.

 

Vean las fotografías secuenciales de toda la construcción.

 

Si vienen a la Convención, asegúrense de registrarse para la Carrera/Caminata 5K Campeones para el Cambio de este año. Todo lo que se recaude se usará para apoyar proyectos como éste para familias en todo el mundo.

 

Recuerden, 100 por ciento de todos los donativos hechos a la Fundación Salud Verdadera USANA SIEMPRE se invertirá para cambiar vidas alrededor del mundo.

 

You Might Also Like

Leave a Reply